lunes, julio 06, 2009

está sonando hyperballad del disco telegram. ¿recuerdas?, los violines le dan ese pulso especial que me hace recordar esa mañana de 12 de octubre donde porfin nos hicimos uno.
quisiera tener tus ojos sobre mi todo el tiempo, tus manos tibias sobre mi cuerpo frio, tus besos enormes en mis labios tímidos, tus abrazos apretados y tu sonrrisa infantil.
Ya han pasado un poquito más de 15 meses que nuestras vidas se cruzaron, recuerdo frias mañanas cobijada en tu parca que usabas para ir al colegio, recuerdo esas mañanas en hualqui, nuestros ojos llorosos, nuestro verano caminando muy tarde por el palacio de la moneda, o andando en bici por la plaza italia, recuerdo cada noche junto a ti, cada beso, cada conflicto, caminar a tomar café, cuando hicimos el picnic en los pastizales, cuando quemabas pasto... cada "perdoname", cada risa... Quizás se me hace mucho más largo el tiempo por el echo de verte todos los días y varias noches... pero indiscutiblemente el tiempo ha tenido su toque de película francesa, sin duda hemos vivido el sueño mas hermoso y la pesadilla más escabrosa, lo más curioso de todo ello es que cada vez te deseo más y deseo con más amplitud morir en tus brazos. es que a tu lado nada me importaría, nada más que tú... protegiendome, cobijandome, tú sonrriendo... creo que ese es "el momento perfecto" y aunque no lo sientas ocurre varias veces en modo de pequeñas explociones cegadoras de manera frenética... de un modo extasiante... cuando me entrego a tus brazos me voy de este planeta, confío ciegamente en ti, ciegamente...
Se me vienen saltados uno a otros cada recuerdo y aventura que hemos vivido y no puedo dejar de fasinarme por cada día que pasa... quizás tu creas que son monótonos para mi, pero no lo son, son muy bellos e impresindibles y espero recordarlos hasta el día que me muera.
Sin ti llega la desesperación, es más probable verme hundida que victoriosa, ya que estoy segura que el amor es tal cual la guerra y que de una u otra forma, sin ti esa guerra yo la pierdo.
Pero alejándome del YO que reconozco ha estado más presente (ya que el año pasado no pensaba ni en mis zapatos) quiero regresar a ti, a las tardes de verano con la ventana abierta y durmiendo en el suelo, a los viajes en bus... a las trufas... tu pelo, tu no pelo, tu todo... Jose Luis Zvonnimir Borges Garrido eres maravilloso, escalofriantemente maravilloso y no puedo entender que la gente no vea lo maravilloso que eres aunque a la vez lo agradesco porque así eres sólo mio. Tengo tanto miedo de perderte, de imaginarte con otra mujer.... no puedo, no podría, quiero compartir toda mi vida contigo, morir abrazaditos, a veces al punto de que siento que este amor no es para un mundo como en el que estamos... sin embargo, la vida y nuestro constante inconciente (la ueona freud) necesita al otro... es por eso que cada vez que te marchas con un beso y yo cierro la puerta, me quedo con una sensación de distancia terrible, como si me hubiesen arrancado el corazón con las manos...ouch. Espero con ansias el día que no tengas que marcharte de la cama, que veamos las últimas cosas en la tv y uego nos durmamos abrazados y veamos crecer a nuestros hijos, espero con ansias ese día porque sé que será contigo y con nadie más... aunque suene alocado, descabellado, incoherente, yo tuve la suerte de conocer al amor de mi vida más temprano que tarde y estoy agradecida de esos imbéciles que fueron a decirme que estabas enamorado de mi entre risas y burlas... tienen poderes paranormales adivinatorios querido.

sábado, julio 04, 2009

pensé que cumplir 18 no era gran cosa pero si tiene algo especial aparte de poder ir a la cárcel.
hay muchas cosas que giran a mi alrededor, muchas de ellas no las comprendo, las tomo con la mano y luego van callendo.
hace rato que no me sentía sola, sola digo... con la guitarra y un pucho, me recuerda a mi verano solitario que me dedicaba a no dedicarme a nada.
Han pasado muchas cosas, más de las que deberían... abrí los ojos... y he llorado mucho por lo cual no puedo decir que pasé triunfante mis 18 años, pero al menos los sobreviví y puedo entrar a donde quiera, aunque nisiquiera se me da la gana.
¿Qué me pasa?
¿qué es este frio que siento dentro?
¿qué son estas ganas de patear el mundo y estar sola sola sola? no se llaman hormonas... esto se viene tejiendo hace rato, hay algo, solo algo, algo que no funciona, una pieza en todo este rompecabezas, algo que no me hace bien... algo que busco desenfrenadamente hasta que mi mente queda cansada.
y la persona que más amo me deja sola...
me queda su guitarra, unos puchos... una canción desafinada y... realmente no me queda nada más.