miércoles, octubre 31, 2012

Sofia Sánchez

Aunque todavía no naces, tengo que confesar que me siento especialmente emotiva y vulnerable estas últimas semanas respecto de tu existencia. Poco a poco me he ido enamorando de ser madre; me detengo en cada lugar donde veo algo que tenga que ver con bebés, ¡me he enamorado incluso de llevar esta tremenda sandía a todos lados!.
No soy muy romántica, me cargan los bebés y el embarazo fue en principio una mala jugada para mi.. pero la verdad es que cada día que pasa sueño más con tenerte entre mis brazos, que llegue ese ansiado momento donde podamos olernos y conocernos, aunque ya nos conocemos bastante bien. Me estoy guardando todas las emociones para el día en que nazcas, creo que te mereces escucharlas salir de mi boca, además de ser una luchadora completamente y sobrevivir a todos los desmanes que ha traido este embarazo.. eres increible hija mia, llena de bendiciones, predestinada a traer alegrías eternas..